por hardhardtimes

Que revienten las entrañas y devengan,
en la quietud de tu ausencia,
la explícita muerte de perecer por querer.

Anuncios